Propuesta superadora para reglamentar la ley de cannabis medicinal

El ministerio de Salud de la Nación presentó una propuesta para una reglamentación superadora de la ley de cannabis medicinal, en la primera reunión del Consejo Consultivo Honorario sobre la investigación médica y científica del uso del cannabis y sus derivados. La comunicación fue efectuada por el ministro de Salud de la Nación, Ginés Gonzáles García, y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Del documento presentado, se destacan la posibilidad del auto-cultivo con fines terapéuticos y la producción pública con controles de calidad, la investigación para el uso en otras patologías, y el expendio de aceites en farmacias.

Del trabajo mancomunado se destaca la participación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), a través de su Red de Cannabis y sus usos medicinales (RACME), cuya coordinadora científica es Silvia Kochen, investigadora principal del Consejo, presente en la reunión junto a Mario Pecheny, vicepresidente de Asuntos Científicos del CONICET.

“Desde la Red sin pausas, ni el verano, ni la pandemia, ni glorias, ni penurias pudieron parar nuestro trabajo. La prioridad fue la creación de una Reglamentación Superadora de la Ley 27.350. Y desde el primer borrador, que se hizo en forma colaborativa entre todos, se fue haciendo público a través de la página Web del CONICET, y, en especial, se acercó cada vez a las autoridades del ministerio de Salud de la Nación, organismo de aplicación”, explicó Kochen, quien destacó la apertura, compromiso y acción de la nueva presidencia del CONICET respecto del tema en cuestión.

Al escuchar la propuesta de la nueva Reglamentación presentada por las autoridades del ministerio de Salud, Kochen, expresó que: “La alegría fue mayor al reconocer que la misma refleja en su totalidad la propuesta de la Red. Los aspectos centrales fueron lograr la legalidad para el auto-cultivo, el cultivo artesanal por parte de las ONG´s. Así como, el cultivo, producción, distribución y acceso a las y los pacientes, garantizando a través de los organismos regulatorios existentes y los servicios ya en marcha y nuevos, la calidad y seguridad del producto final”.

Asimismo, Kochen hizo hincapié en que se acordó con todos los presentes en mejorar todo lo necesario aquellos aspectos que así lo requieran, y continuar creando, y fortaleciendo todos los mecanismos para terminar con las condiciones de ilegalidad e inseguridad en la que se encuentran actualmente los pacientes.

Y concluyó: “Ahora tenemos como desafío avanzar con las condiciones de garantía y seguridad con el cultivo, la producción, los controles de calidad, la investigación y la docencia en todo nuestro país. Y al mismo tiempo, continuar con el trabajo de elaboración de una ley de cannabis medicinal superadora de la actual”.