¿Aguanta el sistema de salud de la Región?

Vienen los días más críticos para la acción preventiva que se despliega para evitar el mayor número de contagios de Covid-19. Y serán críticos porque coincidirán dos factores fundamentales: es cada vez más extendida la circulación comunitaria del virus, y la llegada de días cada vez más fríos que jugará en contra. Como atenuante, la decisión del Gobierno nacional de regresar a la fase 1 de la cuarentena, contribuirá a vaciar un poco de gente las calles y dejar el transporte público sólo para los trabajadores esenciales.

Al cierre de esta edición -29 de junio-, son 59.933 los casos confirmados y 1.245 los fallecidos, por lo que la tasa de letalidad es del 2,1 por ciento. Además, hay 472 personas internadas en terapia intensiva a nivel país y 21.138 recuperadas. La cantidad de tests realizados por PCR fueron 344.409 y el porcentaje de positividad promedio es del 20,9%.

De las 472 personas internadas en terapia intensiva con diagnóstico confirmado de COVID-19 reportadas por las jurisdicciones, 238 se encuentran en la provincia de Buenos Aires, 196 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 11 en Chaco, 9 en Neuquén, 9 en Río Negro, 3 en Córdoba, 2 en Entre Ríos y una en Formosa, Salta, San Juan y en Santa Fe. 

El porcentaje de ocupación general de camas de terapia intensiva en el país es de 48,3 % y en el de AMBA es de 54,1 %.

El problema con la disponibilidad de camas de cuidados críticos no está dado hoy solo por el coronavirus. El 45,1% del total de camas de terapia de todo el país está ocupado, lo que incluye a todas las patologías e internaciones por intervenciones quirúrgicas. En AMBA –la zona más crítica conformada por la Ciudad de Buenos Aires y los 40 municipios del conurbano bonaerense–, esa ocupación total es del 51,3%.

El director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Sebastián Riera, dijo que el promedio de ocupación de camas de terapia intensiva en el conurbano bonaerense es del 65%, de las cuales el 20% tiene pacientes con coronavirus, y alertó sobre el aumento de esa demanda.

La estacionalidad también generará demandas extra Covid-19, por la prevalencia de trastornos respiratorios que son el principal problema de salud que se trata en los servicios de urgencia durante los meses de invierno, al punto que su prevalencia aumenta hasta en un ciento por ciento en relación a otras épocas del año. Esto, porque en los meses fríos se presentan las condiciones ambientales que facilitan la propagación de virus como el respiratorio sincicial, la influenza y el adenovirus que, al complicarse, pueden causar infecciones respiratorias de origen bacteriano.

Muchas complicaciones derivadas de gripe o influenza, faringitis, amigdalitis, bronquitis, neumonía o pulmonía y bronquiolitis, terminan demandando camas de terapia intensiva, en esta etapa crítica.

Cómo está la Región en este sentido. Bien. Con índices por debajo de la media nacional y provincial, y con una capacidad de respuesta aún holgada, aunque no aseguradamente suficiente, teniendo en cuenta la incertidumbre acerca del crecimiento de casos.

La Región hoy está con una ocupación promedio de terapia intensiva del orden del 30%.

El tan comentado achatamiento de la curva de contagios, logrado con el esfuerzo común de cumplimiento de la cuarentena, permitió que tanto Vicente López como San Isidro, San Fernando y Tigre, pudieran prepararse de mejor forma para enfrentar el pico en mejores condiciones y con más camas de internación y de terapia intensiva.

Lo que vendrá

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, señaló: “Empezamos tres semanas de trabajo intenso para poder minimizar la transmisión y seguir dando respuesta desde el sistema de salud a quien lo necesite, que es el objetivo que nos planteamos desde el principio”.

La funcionaria indicó que la disminución de la circulación y la normativa del aislamiento, social, preventivo y obligatorio más intensificado en algunas áreas entre el 1 y 17 de julio estará acompañado por el fortalecimiento de la capacidad diagnóstica, y el trabajo con la comunidad para la detección precoz de los casos de Covid-19 y el seguimiento de los contactos estrechos.

En la Región, el trabajo de prevención y atención también se extremará.

El intendente de San Fernando, Juan Andreotti, compartió una reunión con autoridades sanitarias públicas y privadas del distrito, con el objetivo de atender las necesidades más urgentes y articular acciones de prevención conjuntas.

Del encuentro participaron por parte del municipio de San Fernando el presidente del HCD, Santiago Aparicio; el secretario de Salud Pública, Marcelo Campos; y la directora de Atención Primaria, Florencia Aiccardi. Por el Hospital Provincial Petrona V. Cordero estuvieron presentes su director ejecutivo, Juan Delle Donne y el director asociado, Pablo Pericoli. Del sector privado participaron el director médico de la Clínica San Fernando, Julio Linenberg, y el director médico del Sanatorio San Pablo, Luis Viggiola.

El intendente Juan Andreotti expresó: “Hoy nos reunimos para trabajar en forma coordinada. Si bien el contacto en estos últimos meses con cada uno es diario, venimos trabajando y compartiendo información, es importante reforzar este tipo de reuniones y poder charlar de cara lo que viene”.

Por su parte, el director ejecutivo del Hospital Provincial Petrona V. Cordero, Juan Delle Donne, explicó: “Tuvimos una reunión muy buena, es importante articular con todo el equipo de salud privado, municipal y provincial. Con este encuentro nos pusimos al tanto de la situación de cada estableci-miento y para empezar a gestar políticas de común acuerdo. Las proyecciones indican que las situaciones de contagio van a crecer y tenemos que estar preparados”.

El municipio de San Isidro despliega cuadrillas que recorren casa por casa los barrios vulnerables para detectar posibles casos de coronavirus, y evitar que el virus se expanda. Recientemente, se analizaron a más de 1.000 personas del Barrio Santa Ana de Boulogne. Y en los próximos días, los agentes sanitarios desembarcarán en los siguientes barrios: La Ribera, Sauce, Acevedo, San Cayetano, Santa Rita y Bajo Boulogne. 

En Tigre, a través de operativos de detección en más de 20 barrios vulnerables de la ciudad y el trabajo en los centros de salud de todo el distrito, el Municipio lleva relevados 18.000 vecinos en busca de casos sospechosos de Covid-19.

Con 9 fallecidos y 440 casos confirmados, Vicente López ha tenido un incremento del 400 por ciento en el último mes de casos (el 28 de mayo, 101 casos, y el 28 de junio, 439), lo que llevó a 13 días de duplicación de casos. Esto encendió las alarmas en las autoridades. Se supone que con el regreso a la fase 1 en el AMBA, ese índice tenderá a ser más benigno, teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional estima en 25 días de duplicación de casos, para pasar a una fase más distendida.

Los próximos días serán clave para saber cómo continuará la progresión de esta pandemia que hoy aún presenta más interrogantes que certezas.

La responsabilidad individual y el estricto cumplimiento de la cuarentena y la medidas preventivas, deberán incidir para bajar la realidad que hoy nos acucia: en la última semana, a nivel país, aumentó un 29 por ciento la cantidad de personas internadas en cuidados intensivos con diagnóstico de Covid-19.

¿Estamos entrando en el pico? ¿Cuándo lo alcanzaremos? ¿Alcanzará todo el esfuerzo realizado como para que el sistema sanitario no se vea desbordado? Todos esperamos las mejores respuestas.