Fabrican máscaras con impresoras 3D para hospitales

La necesidad de elementos de bioseguridad a raíz de la pandemia de coronavirus (Covid-19), impulsó a un grupo de vecinos de la zona norte que poseen impresoras 3D, a fabricar con ellas máscaras de protección para donar a médicos y personal del Hospital Municipal ‘San Cayetano’, del Provincial ‘Petrona de Cordero’ de San Fernando, del ‘Dr. Cetrángolo’ de Vicente López y los Centros de Salud sanfernandinos. A su vez, el municipio de San Fernando colaboró con ellos entregándoles filamentos plásticos.

Gonzalo, miembro del autodenominado “Grupo Solidario 3D de Zona Norte”, explicó: “Esto comenzó con un grupo de gente que tiene impresoras 3D que se juntó para hacer máscaras para donar a nuestros municipios, porque vimos que esto se estaba expandiendo mucho. Ya fueron probadas y aprobadas por médicos, así que empezamos a imprimir en cantidad. Primero empecé yo solo, y ahora somos ocho”. 

Y detalló: “Tengo una sola impresora y estoy sacando 10 por día, pero otro de los chicos tiene más máquinas y hace aproximadamente 50 por día. Primero las haremos llegar a los hospitales de San Fernando, y después a los otros municipios como el de Tigre, que es muy importante”. 

A quienes les interese colaborar con ellos, sólo necesitan proveerse del material para poder continuar con su noble tarea: “Le agradezco mucho a la gente que nos pueda donar materiales para trabajar, como filamento, elásticos o filminas. El filamento por el momento lo estamos aportando nosotros, pero lamentablemente nos queda poco y los proveedores están en cuarentena; hay pocos que están vendiendo, pero vamos a sacar las que podamos. Esto es todo a pulmón, nosotros lo que hacemos es trabajar”, completó Gonzalo. 

Por su parte, el FabLab (Laboratorio de Fabricación Digital) de Vicente López está desarrollando mascarillas reutilizables, a través de la impresión 3D, destinadas a todo el personal de salud que trabaja día a día en el Hospital Houssay y en todo el distrito, en la prevención y atención de personas.

Son 12 las impresoras 3D con las que cuenta el espacio –ubicado en Santa Rosa 4146 (Florida Oeste), y de acceso libre y gratuito a lo largo del año– y que ya han permitido la entrega de las primeras 200 mascarillas. Al día de hoy, la maquinaria con la que cuenta el laboratorio permite la producción de 50 unidades por día, y se estima que en las próximas semanas, a partir de la colaboración de distintas empresas y el aporte de vecinos que puedan sumar impresoras 3D, se pueda fabricar cerca de 3000 mascarillas.   

En esta línea, NTH Grilon/GriloN3, empresa oriunda de la ciudad Chivilicoy, realizó la donación de 112 Kg de material plástico para la fabricación en impresión 3D, y el secretario de Educación y Empleo, Eduardo Viñales, señaló que esperan poder sumar más aportes de este tipo por parte de la comunidad, de modo de brindar un apoyo fundamental a aquellas personas que hoy más están trabajando por el cuidado de toda la población como es el personal de salud.  

El laboratorio incorporó recientemente un impresora 3D, tres kits Educabot (robots con varios sensores para programar) y tres kits de Arduino (robótica), lo que permite que a aquellas personas que se acercan cuenten con cada vez más recursos a la hora de formarse en  conocimientos vinculados a la programación, la robótica, la impresión 3D y la automatización industrial, entre otras disciplinas. A lo largo del 2019, más de 300 personas se acercaron para capacitarse en este tipo de herramientas, en forma libre y gratuita.

Con un equipamiento y tecnología únicos en la provincia de Buenos Aires a nivel público, el FabLab de Vicente López se plantea, aún más en los tiempos presentes, como un espacio para el desarrollo de materiales que pueden ser de suma importancia para el trabajo diario de miles de trabajadores de la salud en el distrito.    

“Desde el municipio estamos trabajando para que la formación en tecnología pueda llegar a la mayor cantidad de estudiantes del municipio, que desde edades muy tempranas puedan tener acceso a estas nuevas tecnologías, para que después puedan tener más herramientas a la hora pensar en su futuro”, señaló el intendente Jorge Macri, quien destacó la relevancia de que muchos jóvenes del distrito se interioricen en estos nuevos oficios, que pueden implicar un aporte significativo, como se está evidenciando a nivel mundial en materia de salud pública.   

Además, el jefe comunal mencionó el orgullo que le genera al municipio el hecho de que “nuestro Laboratorio de Fabricación Digital, a partir del impulso de años de trabajo, pueda desarrollar materiales indispensables para aquellas personas que hoy más nos cuidan, en un contexto muy difícil, en el que este tipo de avances dan cuenta de que cada uno desde su lugar puede colaborar, y que la inversión del Estado en la formación de la comunidad genera frutos como éste”.