ArtesanĂ­as en vitraux con magia

En Instagram se la conoce como  pao_lamaga, tiene muchísimos seguidores que encargan los primores que fabrica o se deleitan con sus preciosas fotografías, pero en realidad se llama Paola Magariños y no es maga. Es una joven y bella artesana de Olivos, y de sus manos surgen seres alados, hadas, unicornios, libélulas, mariposas, ositos, hipocampos o casitas chuecas, cajas joyeros, globos multicolores con mini suculentas, para colgar o no, todo en mágicos pedacitos de vidrios de colores.
“La Maga, pedacitos de color, es mi proyecto, es la resultante de un largo camino que comenzó hace muchos años. Soy artista plástica, y dediqué muchos años a estudiar aquello que sirviera para expresarme, como dibujo y pintura, exploré la talla en madera y en forma autodidacta me acerqué al arte digital. De puro curiosa me arrimé a la fotografía, sin pretensión mayor que la de una amateur”.
“La Maga entonces es, tal vez, la resultante de lo mágico que yo veía en el proceso de convertir una pieza plana, firme y fría de vidrio en algo con vida, luz, movimiento y plasticidad. Si bien algún tiempo di clases de vitraux, hoy es algo que veo lejano de repetir, ya que éste es un trabajo delicado, donde cada pieza lleva un enorme trabajo y costo.”
Paola alterna su trabajo en las pequeñas piezas de vidrio, dentro de su taller, diseñando, cortando los distintos vidrios lisos o texturados, combinando colo-res, soldando, emprolijando, exponiendo sus obras a la lente de su cámara y dejando que tomen su camino, con otras obras de más embergadura como las restauraciones de los vitrales de la Iglesia Santa Teresita, de Santos Lugares, o de los vitrales del Oratorio del Sanatorio San Lucas de San Isidro.
“Para los artículos pequeños uso la técnica Tiffany, donde se encintan los pedazos de vidrio con cintas de cobre, después se pasa estaño con un soldador y se arma el objeto y las técnicas más tradicionales que son para ventanas o visillos donde se trabaja con varillas de plomo”.
En el sitio www.lamaga.blog, se pueden ver la totalidad de sus pequeñas grandes obras que también hace por encargo. Ilustramos con una pequeña muestra de ellas.