Julio Zamora ratificó en Tigre su popularidad

Con holgura, Julio Zamora recibió la bendición vecinal para continuar al frente de la comuna tigrense por 4 años más. Obtuvo un contundente 55,51% de los votos, confirmando lo que sostuvo desde hace tiempo: buena gestión y unidad del campo peronista iban a ser invencibles. 

Tras las elecciones de 2017, cuando Massa perdió por primera vez en su pago chico y Cambiemos se alzó con la victoria en Tigre, Julio Zamora entendió por donde debería pasar la construcción política para revertir esa realidad. Y se puso a trabajar en el panperonismo, más allá de acercar su gestión cada vez mas a la gente, mensurando permanentemente las necesidades y requerimientos del vecino, para satisfacerlos. Unidad y cercanía iban a ser las claves de cara al 2019. Y hoy podrá disfrutar del éxito de ese trabajo, tanto como de su visión política.

No tuvo fácil el cierre de la interna, cuando Massa quiso imponer a Malena Galmarini como candidata. No obstante, privó el sentido común de darse cuenta que Zamora tenía una alta imagen positiva en el distrito, y que Malena no movía la aguja el amperímetro electoral.

Con el apoyo en las urnas, Zamora sumó 7 concejales y Juntos por el Cambio (Segundo Cernadas), 4, al haber obtenido el 34,69% de los votos.

Tendiendo puentes, en la noche del acto eleccionario, Zamora expresó: “El apoyo ciudadano nos obliga a ser más responsables y a escuchar a los que nos votaron y también a los que no nos votaron, para construir el Tigre que todos queremos”.