Experimentar en el mundo creativo de Sebastián Gordín

El eximio artesano de episodios en pequeña escala, Sebastián Gordín, uno de los más destacados artistas contemporáneos argentinos, llegó a Central de Procesos con “Oficina de entrenamiento de objetos vagos”, una muestra que puede visitarse hasta el miércoles 31 de julio, inclusive, en la Av. del Libertador 16.208, San Isidro. Para toda la familia, con entrada gratuita y de lunes a viernes, de 9 a 18, y los sábados, de 14 a 18.

“Hace dos años empecé a unir piezas perdidas, a buscarles pareja, a crear relaciones entre ellas. En mi taller les decía: conozco a alguien que te va a interesar y así empezaron a aparecer situaciones inesperadas. Ahora, el planteo es invitar a la gente a que transite ese mismo camino en esta experiencia”, explicó Gordín, que ofrecerá unos 25 objetos realizados o intervenidos por él, desde una herramienta de zapateros (tres pies), un transmisor telegráfico, un set de aisladores cerámicos telegráficos y ladrillos cerámicos hasta piezas de tornería, una caja con maderas en chapas de colores y teñidas, monedas vírgenes y varitas mágicas para ilusionarse. La iniciativa, con visitas especiales para los establecimientos educativos de la zona, es una invitación a despertar la imaginación con esos objetos exhibidos en vitrinas y con sus respectivas fichas, basadas en textos de Gaia Gordín, hija del artista, y de Vanna Andreini.

Piezas que una “bibliotecaria” entregará en mano al público para que entable relaciones entre ellas y escriba, si lo desea, su propia ficha. Será el momento de sumergirse de lleno en el mundo de este artista inclasificable y con cierta propuesta lúdica y fantástica, que recrea escenas de suspenso e incertidumbre en las que lo anormal se filtra en lo ordinario. Será el momento de cajas, miniaturas y modelos, kits, vitrinas y maquetas.