Condenan a padres que agredieron a portera de escuela de BenavĂ­dez

El Juzgado de Paz de Tigre, a cargo del Juez Alberto Raúl Wagener, condenó a Marcelo Lobo y Juana González, por agredir salvajemente a la auxiliar docente Miriam Rivero, de la Escuela N° 5 de Benavídez, con horas de trabajo comunitario y a abonar una multa económica. La denuncia fue oportunamente presentada por el intendente de Tigre, Julio Zamora.

La agresión había ocurrido en noviembre de 2017, cuando la portera de la escuela de Benavídez fue atacada brutalmente por un padre y una madre ante la vista de varios alumnos. La víctima quedó inconsciente tras el ataque, y la gravedad del hecho motivó la acción del intendente Julio Zamora, presentando una denuncia penal por las agresiones.

En su opotunidad, el intendente Zamora había expresado: “Los hechos constituyen no solo una ofensa al sistema educativo, sino que también afectan a los trabajadores docentes y a toda la sociedad en su conjunto, al tratarse de conductas violentas que vulneran los principios de convivencia social básicos. Los hechos que venimos a denunciar van a contramano de un sistema educativo de calidad”.

 En el escrito presentado, Zamora había solicitado que se aplique el artículo 74 bis de la Ley Provincial N° 14.898, que castiga con arresto a los padres de alumnos que agreden a docentes. Sin embargo, ahora la Justicia definió suspender el juicio a prueba, con el objeto de que ambos acusados realicen una actividad sustitutiva.

En el fallo del juez Alberto Raúl Wagener se establece para Marcelo Lobo y Juana González, "la realización de trabajos para la comunidad no remunerados fuera de los horarios habituales de sus respectivas actividades laborales, a favor de la institución que el Patronato de Presos y Liberados de la jurisdicción de su domicilio designe, por un lapso de 60 horas a razón de 3 horas diarias".