La orquesta sinfónica nacional se presentará en San Isidro

La música clásica vuelve a ser protagonista en San Isidro. El viernes 8 de septiembre, a las 21, la Orquesta Sinfónica Nacional ofrecerá un concierto gratuito en la Iglesia de San José (Diego Palma 215).

Organizado por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro, el espectáculo tendrá a Guillermo Becerra como director invitado y un repertorio con obras de Félix Mendelssohn y Antonin Dvorak.

Para San Isidro es un placer volver a recibir a la Orquesta Sinfónica Nacional. Tenemos un público que sigue a la música clásica, como queda demostrado año tras año en nuestro festival El Camino del Santo. Este concierto, que es posible gracias al Ministerio de Cultura dela Nación, será una gran oportunidad no sólo para ellos, sino también para sumar nuevos espectadores al género”, comentó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

Con casi un centenar de músicos, entre violines, violas, contrabajos, flautas, oboes, clarinetes, fagotes, trompas, timbales, tambor y otros instrumentos, en la primera parte del concierto se interpretará El Sueño de una noche de verano, op. 61, de Félix Mendelssohn (Hamburgo, 1809/1847), quien fuera parte de la primera generación de compositores románticos que con Liszt, Schumann, Chopin y Berlioz rompió con la tradición académica del clasicismo anterior.

En la segunda parte se ejecutará la Sinfonía N° 7 en Re menor, Op. 70 (I. Allegro maestoso, II. Poco adagio, III. Scherz –Vivace y IV. Finale-Allegro), del compositor Antonín Dvorak (Nelahozeves, cerca de Praga, 1851/1904).

Con experiencia al frente de casi todos los organismos sinfónicos de cámara de la Argentina, Guillermo Becerra integró la Sinfónica de Maracaibo (Venezuela), el Cuarteto Contemporáneo y la Orquesta de Cámara de Barquisimeto. Además, se perfeccionó en Italia y Austria, y debutó en el Teatro Colón, en 1986, con la Orquesta Filarmónica. Entre 2014 y 2015 realizó exitosas giras por Tucumán, Santiago del Estero, Santa Cruz y otras provincias del país como director invitado de la Orquesta Sinfónica Nacional, creada en 1948 para promocionar directores, compositores y ejecutantes argentinos, y difundir los clásicos de la música.