Surfeando al ritmo del sucundum en San Isidro

El coqueto local está ambientado con un look hawaiano que atrapa inmediatamente al visitante con una propuesta para cada necesidad: Tomar un café durante el día, disfrutar de 5 menús ejecutivos en horas del mediodía (precios sumamente accesibles), que atraen, especialmente, a los trabajadores de las oficinas que rodean el lugar; la hora del té es otro momento propicio para una charla entre amigos y la cena que convoca a todos aquellos que privilegian el buen comer.

En su interior se goza de un clima en el que sobrevuela notoriamente un ambiente familiar: Donald, reconocido cantante popular junto a sus hijos, Melody y Patrick y Patricia Dean, hermana de Donald y también cantante, reciben a los clientes con la simpatía que siempre ha caracterizado a esta familia de San Isidro.

Las olas hawaianas traen también, un eco musical que se cristaliza, literalmente, los jueves con Donald cantando sus éxitos, famosos amigos y conocidos del cantante que junto a los clientes organizan un karaoke espontáneo con micrófono abierto, o bien se puede llevar sus pistas (pendrive) que todos disfrutan hasta bien entrada la noche.

Un lugar para tener en cuenta para disfrutar en familia o con amigos o para festejar cumpleaños u otro tipo de acontecimientos en un ambiente que todos destacan.