Publicidad

UTEDYC Zona Norte

Ud. está en:
Home  >>  Política
Noticias
Los desafíos de género
Por Marcela Cortiellas Córdoba
Concejala del Frente de Todos de Vicente López

Discutir los derechos laborales y la seguridad social y poner en valor el trabajo que vienen haciendo las mujeres para sostener la economía, son algunos de los ejes donde debemos poner el foco, como mujeres políticas y sindicalistas. La pandemia ha agudizado las desigualdades ya existentes y ha evidenciado las deficiencias, hacia nosotras, de los sistemas: social, político y económico. Con la crisis sanitaria se ha comenzado a visibilizar aspectos fundamentales del modo en que hemos organizado las estructuras sociales y económicas. Las relaciones asimétricas e injustas que imperan dentro del sistema patriarcal. Las mujeres y disidencias ganan menos, ahorran menos, tienen empleos menos seguros o no lo tienen, y poseen más probabilidades de estar trabajando en la economía informal. Tienen menos posibilidades laborales, nivel inferior de protección y ascenso social. Esto impide la autonomía económica, motivo por el cual muchas quedan atrapadas en círculos de violencias. Ha habido un notable aumento de la violencia por motivos de género. Se comete un femicidio cada 27 horas y hasta la fecha, se registraron más de 160 femicidios y más de 50 travesticidios y transfemicidios. El aislamiento obligatorio ha agudizado significativamente la situación. 

En esta pandemia, solo por tomar un sector esencial, en el sistema de salud son un 70% de mujeres las que están al frente. No solo las médicas y profesionales de la salud sino las que están en la primera línea, como son las enfermeras, auxiliares de enfermería y geriatría. Sumado a las que se ocupan del servicio de lavandería, cocina en los hospitales y residencias como también a los servicios de limpieza en general. Son también las que cobran salarios más bajos en el sistema de salud. Ocupando los lugares menos jerárquicos y menos remunerables. 

La brecha salarial, en el mundo laboral en la Argentina, entre mujeres y varones sabemos que oscila desde el 23 al 28%. La tasa de desempleo, en el primer trimestre, impactó más en las mujeres que en los varones y a las jóvenes menores de 29 años (INDEC)

El teletrabajo, en tiempo de cuarentena, también puso en la superficie el trabajo del cuidado. Muchas mujeres optaron, al principio, por esta modalidad debido a las suspensiones de clases presenciales, jardines maternales, de infantes y obviamente por el aislamiento. Se evidenció la sobrecarga que tienen las mujeres al compatibilizar el trabajo en casa, el cuidado de la casa y la familia si no existe corresponsabilidad en los hogares. Todavía la paridad en el ámbito privado no ha llegado.

Además, podemos observar esto en caso de las familias monoparentales que en su gran mayoría son encabezadas por mujeres. Desconexión digital efectiva, el control horario, los medios técnicos y materiales, el calendario laboral y las jornadas, modalidad mixta, entre otros, pero con una perspectiva de género deben discutirse profundamente. ¿Quién cuida cuando nosotras trabajamos en casa? Auspiciamos la regulación y el acatamiento de las negociaciones en convenios colectivos de trabajo, en el futuro, como una modalidad más en cada sector.

Debemos valorizar el trabajo no remunerado del cuidado en la sociedad no sólo en lo declarativo sino también en lo económico, ya que es parte fundamental del sistema productivo de un país. Reconocer las tareas de cuidado, desde el Estado, como eje vertebral de las desigualdades, es condición necesaria para trabajar por más oportunidades y derechos para todas. 

Por otra parte, la población travesti trans, con un promedio de vida de 35 años, donde el 80% ejerce la prostitución por falta de oportunidades laborales en el mercado formal, está de igual forma sufriendo, pero de manera exacerbada este contexto de pandemia. Debemos hacer efectiva inmediatamente la ley de cupo laboral trans y el acceso de manera integral a todos los derechos que hoy no están garantizados para este colectivo. 

Estos son algunos aspectos de un gran número de desafíos que tenemos las mujeres y disidencias dentro del sistema laboral, económico y productivo. Debemos debatir cabalmente una economía social en clave feminista, nacional y popular que nos contenga a todos y todas. El futuro depende en gran medida de la organización social, política y sindical para apoyar las medidas distributivas y las reformas profundas necesarias y también para construir una masa crítica que pueda generar propuestas para salir de la delicada situación en la que estamos y para garantizar igualdad de oportunidades para todes.

Publicidad
Publicidad

Sitios Amigos

HCD Tigre

Las 10 + leídas
SAN ISIDRO TE ESCUCHA EXTIENDE SU CIERRE DE INSCRIPCIÓN
1423
------------------------------------
JUAN CARLOS CARRERA: PASIÓN POR VIVIR, PASIÓN POR EDUCAR
1256
------------------------------------
Gran actuación de la M15 del Puerto Madryn Rugby Club
1205
------------------------------------
Un camino entre el miedo y el amor
1184
------------------------------------
La poesía se dejó oir en el HCD de San Isidro
1163
------------------------------------
San Isidro se une al programa “connected citizens” de Waze para mejorar el tránsito
1119
------------------------------------
Plan de poda y arbolado 2018
1092
------------------------------------
Más de 170 mil vecinos ya tienen su tarjeta ciudadana
1062
------------------------------------
El Nido de San Isidro atendió más de 24 mil consultas en 2017
1038
------------------------------------
La violencia sobre el cuerpo femenino abordada en una obra teatral
802

Clima
Publicidad

 

Cotización del Dolar

Cotización

Dolar:
C: ${dolar_c} V: ${dolar_v}

Euro:
C: ${euro_c} V: ${euro_v}

FUENTE