Publicidad

UTEDYC Zona Norte

Ud. está en:
Home  >>  Política
Noticias
Con la muerte de Julio Maier desaparece un referente del derecho procesal penal
Por Guido Croxatto (Director de la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado).

Se suele decir que no hay hombres y mujeres imprescindibles, pero la verdad es que muchas veces sí los hay. Julio Maier era uno.

En un mundo y una sociedad que muchas veces se resisten a los debates de fondo, Maier insistía en promover un debate robusto de ideas. Su nombre es sinónimo, para todos los que trabamos relación con él, de debate sobre todo con los propios, a quiénes (nos) interpelaba continuamente, sin ninguna misericordia teórica y con una enorme grandeza. Maier era el tipo de profesor y maestro de Derecho que no te deja pasar una. Que te perseguía para hacerte ver un punto equivocado en un razonamiento jurídico penal. Como todo profesor serio, que se compromete a fondo con cada uno de sus estudiantes, era un profesor estricto. Nos faltan profesores así. Era un profesor estricto, pero sobretodo era una persona buena. Un hombre honesto.

Discutimos por mail noches enteras, la última de madrugada, sobre la importancia o no del juicio por jurados, que él defendía en forma inclaudicable.

Maier se adelantó a muchos de nosotros. Fue uno de los que más fuerte cuestionó la degradación institucional del sistema judicial argentino, viendo sus lógicas no republicanas y corruptas hasta quiso devolver su título de abogado, en un debate con Zaffaroni. Fue uno de los primeros que advirtió la falta de consistencia teórica de la dogmática penal argentina, cansada de replicar sin pensar las teorías importadas de Alemania. Fue un defensor activo de la participación ciudadana en la administración de justicia, a la que juzgaba cerrada. Defendía el juicio por jurados porque creía más en el hombre de a pie que en los jueces. Aunque no desconocía los riesgos que el juicio por jurados presupone en sociedades mediáticamente concentradas, donde muchas veces predomina el discurso único: anti – garantías.

No es una persona fácil de reemplazar, su muerte nos deja un vacío imposible de llenar, como la muerte reciente del penalista Felipe Villavicencio en Perú, o de Villamor en Bolivia, como todas las grandes voces que hemos ido perdiendo en los últimos ocho años: David Viñas, Gelman, Duhalde, Bayer, Maier, son todos referentes de un debate que necesitará transformarse y volver a ocupar un lugar protagónico en el discurso político argentino. Hoy es un espacio arrinconado: el “garantismo” y los derechos humanos necesitan referentes discursivos nuevos y capaces de dar, (y de dar sin pausa, como proponía David Viñas en la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación) y como Maier, que lo hacía sin respiro, desde Tigre, la batalla. No es cualquier batalla. Es la batalla de las ideas. Sobre las que se construye –o destruye- un sentido común.

Publicidad
Publicidad

Sitios Amigos

HCD Tigre

Las 10 + leídas
SAN ISIDRO TE ESCUCHA EXTIENDE SU CIERRE DE INSCRIPCIÓN
1399
------------------------------------
JUAN CARLOS CARRERA: PASIÓN POR VIVIR, PASIÓN POR EDUCAR
1187
------------------------------------
Gran actuación de la M15 del Puerto Madryn Rugby Club
1170
------------------------------------
Un camino entre el miedo y el amor
1155
------------------------------------
La poesía se dejó oir en el HCD de San Isidro
1150
------------------------------------
Plan de poda y arbolado 2018
1063
------------------------------------
San Isidro se une al programa “connected citizens” de Waze para mejorar el tránsito
1061
------------------------------------
Más de 170 mil vecinos ya tienen su tarjeta ciudadana
1011
------------------------------------
El Nido de San Isidro atendió más de 24 mil consultas en 2017
1011
------------------------------------
La violencia sobre el cuerpo femenino abordada en una obra teatral
770

Clima
Publicidad

 

Cotización del Dolar

Cotización

Dolar:
C: ${dolar_c} V: ${dolar_v}

Euro:
C: ${euro_c} V: ${euro_v}

FUENTE