Publicidad

UTHGRA Zona Norte

UTEDYC Zona Norte

Clínica San Lucas

Ud. está en:
Home  >>  Sociales
Noticias
El castigo de concurrir al Banco de la Nación Argentina

En general, el Banco de la Nación Argentina se caracteriza por la mala atención al público, tratándolos como enemigos, inmigrantes indeseados o refugiados que deben soportar estoicamente las amansadoras diarias y el trato, como si no fueran compatriotas, vecinos y laburantes como los bancarios.

A modo de ejemplo debo contar una experiencia realmente lamentable. Más allá de la hora y media de demora para ser atendido y cobrar un cheque, en la Sucursal de San Fernando, 3 de Febrero 999 tuve que lidiar, una vez más con empleados que me hicieron recordar aquel sketch de Antonio Gasalla.

El cheque en cuestión, estaba fechado el 7 de abril y como el 7 de mayo era domingo interpreté que el lunes 8 podía cobrarlo, tal como acontecía normalmente y desde hace muchos en años en todos los bancos que operaron en la Argentina, treinta días de su fecha de emisión, pero si el vencimiento fuese en los días sábados, domingos o feriados, éste se trasladaba al primer día hábil siguiente.

No obstante, al llegar al banco y conociendo el pedigrí y ante la gran cantidad de personas que aguardaban ser atendidas, pregunté a una empleada que frecuentemente la vi desempeñándose en las cajas si estaba en lo correcto y podía cobrar el cheque. Por supuesto, me respondió afirmativamente por lo que me puse a esperar hidalgamente el turno que me tocaba C43, los de la letra C iban recién por el 12.

Una hora y media después de lo narrado, me tocó en suerte ser atendido. En este caso, por una jovencita que tomó el cheque el número y mi documento. Creí ver una sonrisa irónica cuando me dijo: “Este cheque está vencido, no se lo puedo pagar”, a pesar de mi asombro le contesté que la fecha de vencimiento era del día anterior pero que justo era domingo, además agregué: “una compañera tuya me dijo hace una hora y media que lo podía cobrar sin problemas”.

La empleada salió de su lugar, recorrió toda la línea de cajas mostrándole el cheque a una señora sentada en un escritorio y con pinta de jefa. La señora en cuestión, en la que creí ver la misma sonrisa irónica le contestó brevemente. De vuelta ante mí, recorriendo en sentido inverso la línea de cajas, la joven cajera me dijo con la mejor de las sonrisas: “la contadora dice que está vencido y que no se puede pagar”.

Comprenderá amigo lector, mi reacción cuando le pedí amablemente que quería que sea la contadora quien me lo explicara. La jovencita, una vez más, dio la vuelta a toda la línea de cajas y se acercó nuevamente a la contadora a explicarle mi pedido. Usted se imaginara el gesto de ésta al dejar los anteojos arriba de su escritorio como diciendo, este tipo molesto no tiene otra cosa que hacer.

En el camino de vuelta de las dos, atravesando toda la línea de cajas, cosa que debe haber servido para calmar los nervios de la señora en cuestión por culpa del cliente molesto. “Buenos días señor, dijo amablemente, el cheque no se lo podemos pagar porque tiene treinta días corridos de validez y el día 7 de abril (fecha de emisión), se cuenta con el número uno de acuerdo a una disposición del banco”.

“Es muy factible que sea así, contesté, pero el vencimiento es el día domingo día no laborable y si fuera como usted dice, el vencimiento caería en sábado, también sin bancos. Además una empleada me dijo hace hora y media, que es lo que estuve esperando para que me atendieran, que lo podía cobrar”.

“Bueno, respondió sin la sonrisa y sí con la mirada, pero yo le digo que no se puede”. “Me parece muy bien, respondí con la intención de continuar hasta el final con el reclamo que me correspondía, pero usted no atiende al público y quien sí lo hace, según usted no está capacitada para hacerlo, mientras yo perdí una hora y media de mi vida sin que nadie se haga cargo”. Haciendo un gesto de superioridad y como diciendo, lo que hay que aguantar, estampó su firma en el cheque y ordenó a la empleada que me lo pagara.

Mientras se alejaba me dijo: “de todas maneras tenía treinta días para haberlo cobrado”, a lo que respondí: “es cierto, pero no es lo único que tengo que hacer en mi vida venir a perder tiempo en este banco”, no adjetivé banco porque no me parecía correcto. La cajera comenzó lentamente a hacer todas las maniobras para pagarme el cheque, hasta que me vuelve a pedir el documento, se lo entrego y nuevamente, recorriendo toda la línea de cajas va a ver a la contadora.

No sé qué le dijo pero vi que tomando mi documento ingresó, no sé qué cosa en la computadora, presumo que el tema era encontrar otro inconveniente para no pagarme. Pero no, volvió a recorrer toda la línea de cajas, ingresó no sé qué cosa, esta vez en su computadora y me preguntó el número de cuit, se lo di, lo ingresó y sacó un papel para que lo firmara, le pregunté qué era ya que para cobrar un cheque jamás me habían pedido firmar nada. Me contestó que yo no estaba registrado y que era para actualizar.

Lo firmé cansado de perder tiempo y me fui con el dinero y la copia del papel quince minutos después de haber comenzado el trámite y con toda la intención de contar esta experiencia que seguramente compartirán mucho de nuestros lectores que tienen que pasar por este banco. Es útil en esta instancia presentar lo que resulta una Ley y no una disposición del banco como lo es:

La Ley de cheques N°24452 que dice en su artículo 26 El término de presentación de un cheque librado en la República Argentina es de treinta (30) días contados desde la fecha de su creación. El término de presentación de un cheque librado en el extranjero y pagadero en la República es de sesenta (60) días contados desde la fecha de su creación. Si el término venciera en un día inhábil bancario, el cheque podrá ser presentado el primer día hábil bancario siguiente al de su vencimiento.

Notará el lector que en ningún lugar se habla de días corridos por lo que, si uno cuenta de acuerdo a las fechas, el día de vencimiento sería el sábado 6 día inhábil bancario y “el primer día hábil bancario siguiente es el lunes 8, el día en que me presenté.” Sin embargo, el cheque me fue pagado aún en la creencia de que no correspondía hacerlo porque ya estaba vencido y si la contadora estaba en condiciones de pagarlo igual, porque no lo hizo desde un primer momento evitando hacerme perder 15 minutos más que la hora y media a mí y a todos los cientos de pacientes clientes que seguían esperando atrás mío.

A modo de conclusión pienso que no fue por ignorancia sino porque no consideran a los que concurren al banco como compatriotas, vecinos y laburantes los consideran simplemente como una molestia que vienen al banco porque no tienen otra cosa que hacer. Si hubieran hecho lo que corresponde, creo que el lunes 8 de mayo hubiesen dormido un poco mejor esa noche.

Publicidad
Publicidad

San Isidro

Suplementos

Sitios Amigos

Las 10 + leídas
JUAN CARLOS CARRERA: PASIÓN POR VIVIR, PASIÓN POR EDUCAR
294
------------------------------------
Gran actuación de la M15 del Puerto Madryn Rugby Club
235
------------------------------------
Surfeando al ritmo del sucundum en San Isidro
188
------------------------------------
La poesía se dejó oir en el HCD de San Isidro
177
------------------------------------
Conoce tu futuro
160
------------------------------------
El Equipo de Natación de San Isidro, segundo en un campeonato nacional
149
------------------------------------
Cecilia Reiter brindó una clínica en Florida Oeste
131
------------------------------------
Jorge Macri participó de la jornada de castración en Plaza Alem
130
------------------------------------
Jorge Macri recorrió la exposición de César Pelli
129
------------------------------------
Libritos y vinitos por FM Magnetto
129

Clima
Publicidad

 

Cotización del Dolar

Cotización

Dolar:
C: ${dolar_c} V: ${dolar_v}

Euro:
C: ${euro_c} V: ${euro_v}

FUENTE