Publicidad

UTEDYC Zona Norte

Ud. está en:
Home  >>  Cultura
Noticias
Puertas
Por Javier Lombardo
Hay puertas que son abismos. Uno las abre y empieza a caer. Y cae. Cae. Cae. Cae, incluso, creyendo que sube. Siempre se puede caer un poco más. Otras son giratorias y nos devuelven siempre al punto de partida. Creemos que avanzamos pero estamos siempre en el mismo lugar. Hay puertas que son jaulas. Aunque no podamos ver los 
barrotes. Hay puertas que no deberíamos abrir nunca. Y otras que una vez abiertas nos dejan indiferentes porque nada de lo que se ve es interesante. Hay puertas que no se abren ni se abrirán. Otras, pudorosas, nos dejan espiar por la cerradura y lo que vemos nos hipnotiza. Nos enciende la sangre. Nos deja sin palabras. Nos llena la boca de saliva. Hay puertas que olvidamos y otras que nos gritan en la noche. Algunas puertas deberían permanecer cerradas bajo siete llaves porque son peligrosas. Aunque nadie sabe porque. Hay puertas que todos temen. Hay puertas que son preguntas que jamás tendrán respuesta. Hay puertas que nos hunden en el silencio. Puertas sagradas. Puertas. Como viajes. Como sombras. Como sueños. Hay puertas donde del otro lado alguien nos espera. Y puertas que nos dejan en la más absoluta soledad. Hay puertas que una vez que las atravesamos ya no  no nos dejan volver. Otras, nos muestran lo que podríamos haber sido y no fuimos. Puertas que nos lle-van a perdernos. Dicen que hay puertas donde podemos ver nuestra propia muerte. Hay puertas que nos llevan a la locura. Algunas puertas nos re-velan cosas profundas. Nadie sabe cuáles. Hay puertas que nos hacen reír. Hay puertas que solo podemos ver con los ojos cerrados. Hay puertas abiertas como corazones y otras cerradas como puños. Puertas. Algunas, nos queman vivos. Otras, nos colman de paz. Puertas que vuelan como pájaros. O se arrastran como serpientes. Puertas por las que se filtra un rayo de luz. Y puertas por las que se escurre un hilo de sangre. Puertas como muros. Como puentes. Hay puertas donde encontramos justo eso que nos falta pero no lo podemos tocar. Hay puertas donde no hay nada ni nadie. Hay puertas que nos acechan y otras que nos cuidan. Hoy se quedó pasmado. Abrió una puerta y del otro lado estaba el niño que fue. Lo miraba a los ojos. Se dio cuenta que ese niño necesitaba un abrazo. Un abrazo largo que no lo soltara nunca. Quiso moverse pero no pudo. Era una estatua. Se desesperó. Estiró los brazos para tocarlo pero estaba lejos. Ahora el niño lloraba a gritos. Su rostro se volvió gris. El era una roca. Algo muerto. Algo inútil. Hizo un último intento por alcanzarlo pero el niño estaba cada vez más lejos. Entonces, cayó la noche.
Publicidad
Publicidad

Sitios Amigos

HCD Tigre

Las 10 + leídas
SAN ISIDRO TE ESCUCHA EXTIENDE SU CIERRE DE INSCRIPCIÓN
1453
------------------------------------
JUAN CARLOS CARRERA: PASIÓN POR VIVIR, PASIÓN POR EDUCAR
1323
------------------------------------
Gran actuación de la M15 del Puerto Madryn Rugby Club
1240
------------------------------------
Un camino entre el miedo y el amor
1228
------------------------------------
La poesía se dejó oir en el HCD de San Isidro
1200
------------------------------------
San Isidro se une al programa “connected citizens” de Waze para mejorar el tránsito
1165
------------------------------------
Plan de poda y arbolado 2018
1143
------------------------------------
Más de 170 mil vecinos ya tienen su tarjeta ciudadana
1106
------------------------------------
El Nido de San Isidro atendió más de 24 mil consultas en 2017
1082
------------------------------------
La violencia sobre el cuerpo femenino abordada en una obra teatral
865

Clima
Publicidad

 

Cotización del Dolar

Cotización

Dolar:
C: ${dolar_c} V: ${dolar_v}

Euro:
C: ${euro_c} V: ${euro_v}

FUENTE